Andy Tran

Resolvemos tus dudas por Whatsapp

674 65 83 91

Atendemos en horario comercial

Yogur de Coco Vegano

Hoy os presento estos yogures de coco veganos hechos por mí, si todo va bien que seguro que irá, en 2 días podremos utilizarlos para comer solos o en multitud de formas, ya sea con fruta fresca, mermelada, muesli, granola, incluso para los más golosos, con crema de cacahuetes.

Los Mason Jars, para esta receta van perfectos ya que no se pueden cerrar del todo mientras van fermentando por las bacterias. La tapa de los Mason Jars se divide en tapa y banda por lo cual dejar la tapa perfectamente cuadrada encima nos asegura que no podrá entrar ninguna “hormiguita” y las bacterias tendrán espacio suficiente para fermentar.

Para realizar esta receta necesitamos 2 ingredientes:

Leche de coco de lata

1 sobre de probióticos

En la foto veréis que salen los probióticos  que yo uso, pero deciros que cualquiera os irá bien, se venden en la farmacia y vienen en capsulas o sobres. No son muy económicos por lo cual comprad el que mejor de precio esté, ya que hará la misma función.

Deciros que una vez habéis hecho los yogures por primera vez ya no hará falta volver a usar probióticos, os bastará conservar una cucharadita de un yogur de coco hecho y añadirle una lata de leche de coco, las mismas bacterias van a reproducirse para fermentar, y así un ciclo sin fin de yogures de coco 🙂

A la hora de comprar la lata de coco y ya que ahora mismo hay mucha facilidad de encontrarlas en el mercado, os recomiendo que sean lo más Eco posibles; hay que leer los ingredientes y si tienen aditivos del tipo E, buscad otra marca, lo suyo es que lleve pulpa de coco y agua exclusivamente.

La receta es esta:

Mezcla bien la leche de coco con los probióticos, para una lata de coco con un sobre o una capsula es suficiente, veréis que los probióticos es un polvo amarillo, hay que moverlo bien con un tenedor hasta que no lo veamos.

Los probióticos dan un sabor un tanto amargo, si os gusta, está bien, si os gusta más dulce añadid un poquito de sirope de arroz o de arce.

Lo ponéis en los Mason Jars y los tapáis  con la tapa,  veréis que la goma hace que no patine, y buscáis un sitio seco y sin luz ;  la alacena o una estantería sería un sitio ideal.

La fermentación dura 48 horas, pero a las 24 horas hay que ir a removerlos, después de pasadas las 48 horas ya los podéis cerrar y ponerlos en la nevera y listos para consumir.

Espero os haya gustado y os salgan muy muy ricos.

Os dejo enlaces de los dos preciosos Mason Jars que he utilizado :

Quilted Jelly de 4 onzas

Collection Elite de 8 onzas 

Muchas gracias y hasta la próxima!!

 

Pin It on Pinterest